Tienda especializada en el estampado Mapamundi

Brujas en familia

Brujas en familia

Como os contamos en el post de los preparativos nuestra estancia fue corta pero intensa, jajaja. Pasamos únicamente tres días pero fueron suficientes para saber que volveremos 😉

Nos encantó tanto Brujas como Gante y nos quedamos con las ganas de recorrer más pueblos de Bélgica como Amberes o Lovaina.

Llegamos por la tarde a Bruselas y cogimos el coche de alquiler directos a Brujas, que era el punto de partida de nuestra ruta.

Al llegar era ya de noche y hacia frío, pero eso no nos impidió salir a conocer la cuidad. Fuimos directamente al centro a ver el mercado de navidad y las típicas casitas de Brujas. Estuvimos paseando por allí, cenamos y nos fuimos al hotel.

Al dia siguiente comenzamos la ruta desde “MinneWaterPark” el parque del lago del amor. Un lugar precioso y muy romántico por el cual pasear a orillas de su lago. Siguiendo el lago llegas a la plaza ajardinada de Wijngaardplein. Desde esta plaza se puede dar de comer a los cisnes.

Desde aquí paseando llegamos al Beaterio Ten Wijngaarde una comunidad de religiosas benedictinas que antiguamente fue una comunidad de viudas de los cruzados.  Un conjunto de casitas nórdicas con un jardín central precioso, habitadas por monjas benedictinas en el que no está permitido hacer fotos ni videos en presencia de las monjas.

Paseando llegamos al Hospital de San Juan (Museo Memling). El Hospital más antiguo de Europa y de construcción medieval.

Enfrente se encuentra la Iglesia de Nuestra señora. Una impresionante torre de ladrillos de 122m de altura, que puede verses por encima de todos los tejados de Brujas. Fue construida en estilo gótico en el S.XIII con posteriores aplicaciones Barrocas. En la iglesia se encuentra la famosa virgen con El Niño de Miguel Angel.

La iglesia de nuestra señora, el campanario y la catedral de San Salvador son los tres edificios que definen el horizonte de Brujas.

Seguimos hacia el Museo Gruuthuse. Un palacio de estilo gótico como el anterior con vistas al canal. Paseando por ahí puedes entender un poco mejor cómo vivía la gente más poderosa en la época medieval.

Y antes de llegar a la plaza principal de Brujas paramos en 2Be Beer Wall un sitio chulísimo para hacer un descanso y beberte una cervecita. Nada más entrar tiene un escaparate con muchísimas cervezas y una cita muy interesante…

“Beer is proof that God loves us and wants us to be happy” 

Y llegamos a Grote Markt, la plaza principal de Brujas donde puedes contemplar las casas gremiales y subir a la torre Belfort. En ella se encontraba también un mercado navideño muy chulo.

Una vez allí Raúl subir al campanario de la torre y yo me quedé abajo con Danna que precisamente le tocaba comer y como hacia frío me metí en un restaurante donde comimos cuando bajó Raúl.

Desde lo alto de la Torre Belfort puedes contemplar toda brujas y descubrir qué esconde su famoso reloj y carillón.

Ya comidos pasamos por una tienda de navidad enorme y no pudimos hacer otra cosa que comprar un bonito recuerdo de nuestra primera navidad en familia. En Brujas también compramos un chocolate que posteriormente dimos como detallito en el bautizo de Danna.

Y siguiendo nuestro recorrido y para terminar fuimos a la Plaza Burg. Una enorme plaza en la que se encuentra el ayuntamiento de Brujas, la basílica de la sagrada sangre y el palacio de la justicia. Una plaza que no deja indiferente a nadie, y  además con ambientillo navideño.

Desde allí volvimos a por el coche paseando por las calles menos turisticas de brujas y nos encantó el recorrido.

Una vez en el coche nos fuimos a conocer la zona de sint-janshuismolen. Una zona con molinos muy conocidos también y que uno de ellos visitar por dentro, aunque cuando llegamos nosotros estaba cerrado… Juntos hacen una preciosa estampa de la ciudad y con ella nos despedimos de brujas.

Siguiente parada… GANTE

¿Te vienes?

 

1 Comentario

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*